El pirata de trapo

El pirata de trapo

A-trapo-do entre abotonados adoquines
soy el vigía del colchón y de la cama,
que lleva un sombrero hecho de calcetines
y unos anteojos graduados de fina lana.

En la terraza veo un mar de balancines
que me hipnotiza a través de la persiana
queriendo saltar este montículo de cojines
como un trapo-cista o como un hombre bala.

Tengo ganas de conquistar lejanos confines,
vencer a trapocientos bandidos de mala fama,
seducir a rubias muñecas a base de rubíes
y disfrazarme de mar-ron hasta la madrugada.

Seré una leyenda con la pistola de balines,
un trapirata bravucón de garfio, palo y pata
que morderá tanto a tiburones como delfines
y morirá a bordo de su incendiada fragata.

Por eso te pido infante que un día me mires
y recojas con tus brazos al reo de las mantas,
volando al viento feroz de tus rápidos patines
hacia el barco mágico que fondea en la terraza.

Gracias a Capri23auto por la foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies